FANDOM


Gardus sigmaroteca

Gardus, el Alma de Acero.

No hay nadie en las huestes de Sigmar más devoto que Gardus, el Alma de Acero. Tan poderosa es su fortaleza que la maldición de un demonio no le puede causar efecto alguno. Fue a Gardus a quien Sigmar envió contra las hordas de Nurgle, pero incluso él no se dio cuenta cuán profundamente sería puesto a prueba el Lord Celestante. Las cualidades del honor, el deber y el sacrificio son tan profundas en Gardus que han pasado a definirle. Incluso como hombre mortal, cuando el Lord Celestante era meramente Garradan de Demesnus, su fuerza tranquila fue el fundamento de toda una comunidad de sanadores.

Garradan trabajó durante muchos años socorriendo a los enfermos y a los malditos de Puerto Demesnus. Su sincera buena voluntad e impresionante presencia física le ganaron muchos acólitos, con un montón de admiradores entre ellos. Garradan nunca puso sus propias necesidades por encima de las de su rebaño, incluso renunciando a dormir durante largas semanas.

Su constitución era legendaria; ni una sola vez contrajo enfermedades de los leprosos del pantano o de los hambrientos mohosos que atendía desde el amanecer hasta el anochecer. Aunque muchos ya la suponían, su verdadera vocación sólo se hizo evidente cuando el hospicio del Gran Lazzar fue atacado por los locos de la tribu Robapieles.

Con un candelero de hierro de más de un metro en cada mano, Garradan sostuvo la defensa de su colonia con aterradora eficiencia. Salpicando una vez más las blancas sábanas de sangre; pero no en nombre de la misericordia, sino de la furia. Cuando Garradan fue finalmente derribado por un lanzazo por la espalda, cayó con una oración en los labios. Fue una súplica a las estrellas mismas, una última petición de fortaleza para castigar a aquellos con crueldad en sus almas, donde quiera que se encontrasen.

El Gran Sigmar le escuchó, y Garradan fue llevado al Sigmaron y se le otorgó una nueva vida. En el Gladitorium su talento como un guerrero sorprendió a todos, incluso al propio Gardus. Al ver la señal de la grandeza sobre él, Sigmar elevó a Gardus al rango de Lord Celestante. Cuando la Tormenta de Sigmar estalló, Gardus fue lanzado a los pantanos de Ghyran, con un terrible deber que cumplir. Y más allá de las puertas de la realidad, un destino aún más sucio le esperaba...

Fuentes Editar

  • The Quest for Ghal Maraz.
  • Order Battletome: Stormcast Eternals.