FANDOM


Gw-rules-banner

Warhammer: Age of Sigmar (AOS) es un juego de mesa de guerra publicado por Games Workshop en 2015. Sustituye a Warhammer Fantasy Battle (WFB) como el juego de guerra de fantasía del universo Warhammer. Varios suplementos lanzados para la octava edición de WFB centrados en el Fin de los Tiempos llevaron a la destrucción casi total del mundo de Warhammer y la muerte de la mayor parte de la población mundial. Estos sucesos llevan a la Era de Sigmar con el regreso del fundador perdido mucho tiempo atrás del imperio humano, adorado como un dios: Sigmar.

Mientras que WFB es un juego de ejército contra ejército que incluye a menudo múltiples figuras individuales, como por ejemplo un pelotón de tres caballeros montados o una docena de arqueros; están montados sobre una base común para así mover y atacar juntos. AoS es un juego de escaramuzas con los modelos montados en bases individuales para así poder mover y atacar con más libertad. Sin embargo, las reglas permiten el despliegue de tantas unidades como permita el espacio de juego.

HistoriaEditar

Tras la destrucción del Mundo de Warhammer por parte de las fuerzas del Caos, Sigmar, durante un tiempo indeterminado pero prolongado, flotó a través del espacio aferrándose al núcleo del Viejo Mundo. Con la ayuda de un dragón celestial llamado Dracothion, encontró el camino a los nueve reinos, cada uno una representación de un "viento" mágico que enfatizaba algún elemento como fuego o luz o vida, así como el posterior agregado unilateral de Caos por el Caos Dioses, que están conectados por portales mágicos llamados realmgates. Las almas se sintieron atraídas por estos reinos, algunos del mundo anterior, algunos nuevos, o fueron buscados por Sigmar. Sigmar forjó una alianza entre estos pueblos y sus dioses (sus antiguos conocidos del viejo mundo) a medida que las civilizaciones se reestablecían. Después de un ataque de las Fuerzas del Caos que capturaron la mayoría de los reinos, la alianza se rompió y las civilizaciones quedaron casi totalmente destruidas antes de que Khorne y sus fuerzas recurrieran al resto de los ejércitos del Caos. La Era de Sigmar comienza muchas, muchas generaciones después de esto, con Sigmar intentando restablecer las alianzas anteriores y purgando el mundo del Caos de una vez por todas.

Como hay almas presentes que han vagado por el espacio, todas las razas del juego WFB e incluso los personajes individuales que se sabe que murieron en el Fin de los Tiempos son elegibles para jugar.

FaccionesEditar

Hay cuatro facciones principales:

OrdenEditar

El Orden desea vencer al Caos. Comprende a:

  • Aelfs (elfos de WFB) que son a su vez tres grupos, teniendo más o menos fidelidad al orden o al dinero. Son los Highborn, similares a los Altos Elfos; Exiles, anteriormente Elfos Oscuros; y los Wanderers, como los Elfos Silvanos.
  • Duardin, anteriormente los Enanos.
  • Humanos, anteriormente el Imperio.
  • Seraphon, anteriormente los Hombres Lagarto.
  • Stormcast Eternals, semidioses guerreros imbuidos de una porción del poder divino de Sigmar y vestidos con armadura mágica hecha de sigmarita. Fueron creados por Sigmar con la ayuda de Grungni (el dios principal de los Duardin) para ser el arma definitiva contra las fuerzas del Caos. Son mortales que Sigmar arrancó de los reinos antes de su muerte, la razón de su elección puede ser variada (valor en batalla, fe, corazón puro, etc.). A continuación, se les remodela por completo en poderosos guerreros, mucho más grandes que los humanos normales e inmensamente poderosos. Son inmortales en el sentido de que, cuando mueren, sus cuerpos y sus almas son instantáneamente transportados en un proyectil de energía de vuelta al reino celestial para ser reforjados de nuevo.

DestrucciónEditar

Impredecibles y oportunistas, luchan por sus propios intereses o incluso buscando pelea.

MuerteEditar

Opuestos al Caos, más o menos aliados con el Orden cuando hacen causa común contra el Caos, pero queriendo gobernar por sí mismos todos los reinos. Están gobernados por el autoproclamado Dios de la Muerte, Nagash.

  • Momias
  • Esqueletos
  • Vampiros

CaosEditar

Alimentados por los deseos y acciones básicos de los mortales (ira, enfermedad, conspiraciones, y lujuria), tratan de aplastar a todos los demás reinos.

  • Demonios, la fuerza previa del Caos de WFB, excepto que Slaanesh está desaparecido y Khorne lucha por sí mismo.
  • Bloodbound de Khorne, básicamente Guerreros del Caos que adoran exclusivamente a Khorne.
  • Portadores de la Pestilencia de Nurgle, ejército privado de Nurgle.
  • Mortales, la mayoría humanos malvados pero también enanos del Caos.
  • Skaven, ahora oficialmente parte del reino del Caos aunque son rechazados por los demás. Su dominio es capaz de alternar entre el Vacío y del espacio real.
  • Pestilens, un clan skaven que adora la enfermedad y la corrupción.

Principios Generales de las ReglasEditar

Warhammer Age of Sigmar emphasises on the narrative part of the wargaming experience. It encourages you to play scenarios and recreate battles from the existing books or to make your own stories .

The ruleset is designed to make the game easy to learn but hard to master. It is very quick to read the basic rules common to everyone, the real flavor of the game comes from the "Warscrolls". Each units in AoS has a warscroll, it's a pamphlet with a set of rules and stats that gives you everything you need to field your unit on the battlefield. The art of AoS is to understand how your units work together to make a cohesive army that works like a well oiled machine.

The rules and warscrolls are free and can be downloaded from the Gamesworkshops website and app.

Balance del juegoEditar

Whereas WFB included points totals for different units and opponents agreed on the number of points to be fielded by each army Age of Sigmar bases its size simply on the number of units in play. This leads to a situation where one army could be composed of very strong units and the other same size army of very weak units. There is no incentive in the rules to take weaker units.

There is no requirement that the number of models on each side be equal. However, if at start of play one side has a third more models than the other the smaller side may opt to play for its choice of "sudden death" victory such as:

  •    kill a particular enemy model (nominated by the larger side),
  •    have a model within 3" of piece of terrain in enemy territory (nominated by smaller side) at the end of the fourth round,
  •    have at least one model starting the battle survive for six rounds.


"Bonuses" por conducta y apariencia del jugadorEditar

The rules compendia have included rules (one for each "old" army with a few exceptions ) that are regarded as absurd and could be possible tongue-in-cheek humor.[1] such as:

If, during your entire hero phase, you can maintain a dignified (even arrogant) composure and not smile, smirk or laugh regardless of your opponent's antics, you may re-roll all hit rolls of 1 made for models in a Dragon Host until your next hero phase. (Dragon Host, High Elves, page 28)

and

You can re-roll any failed hit rolls when attacking with the Runefang so long as you have a bigger and more impressive moustache than your opponent. (Kurt Helborg, The Empire, page 4)

as well as bonuses for toasting to the mythical figure "the Lady", pretending to ride a horse, dancing while rolling dice and other unusual criteria.


FuentesEditar

"8 Ridiculous Rules From the New Warhammer Age of Sigmar". Retrieved 2015-08-31.